Como profesional, ¿estoy obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil?

Tanto si ya llevas tiempo con tu negocio como si te has animado ponerlo en marcha ahora, esperamos que todo vaya sobre ruedas y que si en el futuro (esperamos que muy lejano), tienes que hacer frente a posibles reclamaciones¡estés bien protegido!

Una solución a las reclamaciones de las que te hablamos, la encontrarás en los Seguros de Responsabilidad Civil, que aunque solo son obligatorios para algunas actividades empresariales, son muy recomendables para todo tipo de negocios, ya que nunca se está a salvo de sufrir imprevistos que puedan provocar perjuicios a terceros y la obligación de responder ante las reclamaciones.

En ese caso, si decides protegerte con un Seguro de Responsabilidad Civil, es importante que sepas que tú no tendrás que responder con tu patrimonio ante dichas reclamaciones, sino que el seguro deberá hacer frente a los daños personales y materiales de las personas perjudicadas.

Soluciones para cubrir la responsabilidad civid de un negocio

A la hora de elegir seguro, podrás hacerlo entre diferentes modalidades, así podrás cubrir exactamente lo que necesitas, atendiendo de forma concreta a las necesidades de tu negocio.

  • Responsabilidad Civil de Explotación: Para cubrir las responsabilidades en el día a día de tu empresa que puedan ocasionar daños durante la carga y descarga de tus pedidos, el desempeño de las tareas diarias de los trabajadores, visitas de clientes, etc
  • Responsabilidad Civil Patronal: Para hacer frente a los accidentes laborales que pudieran sufrir tus trabajadores en su jornada laboral.
  • Responsabilidad Civil Productos: Te protegerá si se producen reclamaciones porque alguno de tus productos provoca daños a tus compradores y/o usuarios.
  • Responsabilidad Civil Post-Trabajos: Para cubrir tu responsabilidad si alguno de tus trabajos o proyectos terminados causan daños a otras personas.
  • Responsabilidad Civil Inmobiliaria: Para daños ocasionados en tu local que perjudiquen a terceros (incendio, explosiones, reformas, etc.)
  • Responsabilidad Civil Locativa: Te permitirá cubrir riesgos dentro del espacio de trabajo de tu negocio, siempre y cuando se encuentre en situación de alquiler, por daños provocados al arrendador del local, oficina o nave.
  • Responsabilidad Civil Subsidiaria: Si como responsable de tu negocio te ves obligado a asumir responsabilidades que aunque no te corresponden de forma directa por tratarse de acciones de otros profesionales, tienen conexión con los trabajos realizados.
  • Responsabilidad Civil Cruzada: En caso de que tus contratistas y subcontratistas sufran daños personales y/o corporales.

Si tras este breve resumen, quieres ponerte al día y conocer en profundidad alguna de las modalidades de las que te hemos hablado… ¡ponte en contacto con nosotros! 

Contando con CMS Correduría de Seguros estarás en buenas manos, pues llevamos ya mucho tiempo prestando nuestros servicios a empresari@s de aquí de La Rioja, y también de otras comunidades como Madrid o Cataluña, no lo dejes para otro día y descubre cuál es el seguro de Responsabilidad Civil  que necesitas.

Fuentes: kelisto, infoautónomos, seguros-responsabilidadcivil.es y advans