Si estás de alquiler… ¿estás obligado a contratar un seguro para inquilinos?

Podríamos contarte mil circunstancias que te harían reflexionar sobre por qué es importante tener un seguro para inquilinos cuando estás de alquiler, pero solo te citaremos algunas de ellas, para que realmente puedas darte cuenta de su importancia con hechos cotidianos del día a día. Entre los que ocurren de forma frecuente podemos encontrar: incendios a causa del mal uso o funcionamiento de alguno de los electrodomésticos, escapes de gas, inundaciones en la vivienda por un grifo mal cerrado a causa de un descuido, amantes de lo ajeno que deciden entrar en los trasteros y llevarse lo que les interesa, sombrillas u otros objetos que con el viento caen desde la terraza y ocasionan daños a los vecinos… ¿has vivido alguna vez una de estas situaciones?

Seguramente si, o si no, alguna muy parecida, porque son circunstancias que se producen muy a menudo y que aunque la ley no te obliga a protegerte de ellas con un seguro para inquilinos si estás de alquiler… ¡más te vale estar bien cubierto!

seguros-inquilinos-logrono-cms

Tener tu responsabilidad civil protegida es imprescindible desde el momento cero, te permitirá poder hacer frente a daños económicos ocasionados por accidente bajo tu responsabilidad, tanto en la propia vivienda como a terceros, lo que significa que al tener tu seguro contratado no tendrás que responder con tu propio patrimonio.

Al alquilar una vivienda el propietario tendrá su propio seguro y cuando surjan estos y otros imprevistos, su compañía aseguradora se encargará de la reparación, pero después te reclamará el importe.

El seguro del arrendador o propietario está enfocado a proteger el continente del edificio, es decir, todos los elementos estructurales del edificio, entre ellos: el tejado, los materiales de construcción, instalación eléctrica, etc.

No obstante, como inquilino, te aconsejamos que asegures el continente por un capital a primer riesgo, en caso de que se produzca un siniestro que afecte a elementos que imposibiliten la vida y uso normal en la vivienda, simplificará la reclamación consiguiendo que la reparación se realice lo antes posible y de la forma adecuada. Y si has decidido hacer reformas, tendrás que notificárselo a la compañía de seguros, solo así, se harán cargo de los siniestros en caso de producirse.

Además, tu seguro deberá cubrir el contenido, para asegurar todas las pertenencias que tú como inquilino tengas dentro de la vivienda: muebles, aparatos tecnológicos, joyas, ropa, etc.

Cuando comienza la aventura de irse a vivir a una casa nueva, sobre todo si es por primera vez, las pertenencias son escasas y quizás te estés preguntando… ¿no es mejor esperar a llevar un tiempo y terminar de organizar la casa para contratar el seguro?

Somos conscientes, de que al principio el valor de tus pertenencias dentro de la vivienda será muy diferente al que llegarás a acumular cuando pasen algunos años, pero esa es una cuestión por la que no debes preocuparte, ya que si contratas tu seguro a través de CMS Correduría de Seguros, nosotros nos encargaremos de realizar revisiones periódicas de tu póliza para que puedas notificarnos los cambios más importantes y así conseguir que tus pertenencias estén siempre aseguradas.

Para finalizar, queremos recordarte que aunque es conveniente estar protegido, no sirven de nada los riesgos cubiertos por duplicado, es decir, tu seguro de inquilino tendrá que complementarse con el del propietario, no duplicarse.

Como habrás podido comprobar, aunque no es obligatorio, tener seguro de inquilino desde el principio te ahorrará más de un problema. Si quieres ver y comparar varias opciones, te animamos a que le eches un vistazo a nuestros seguros para inquilinos  y si te surge alguna duda… ¡llámanos o pásate por nuestra oficina en Logroño

Fuente: David Torío

Imagen: Pixabay